PAGINA 1 

El Iyashikei y la atmósfera de Non Non Biyori

Escrito por: Salvador Jiménez Figueroa
Escrito por: Salvador Jiménez Figueroa

En este tiempo de crisis, para muchos lugares en el mundo el anime slice of life (nichijoukei) y específicamente el subgénero iyashikei pueden ser apreciados por más gente que antes. Es por esto mismo que Animal Crossing se ha vuelto tan popular, ya que permite ver un tipo de vida que sus jugadores no pueden experimentar de la misma manera en el mundo real.

El iyashikei como género de literatura y arte en general nació en una situación igual de preocupante para la sociedad japonesa. A inicios de los noventas Japón sufrió un colapso económico que significó incertidumbre para todos los trabajadores. De aquí nació la necesidad de sentir descanso, calma e intimidad a través de lo que se consumía. De este mismo movimiento nacieron franquicias como Tamagotchi y Pokémon. Para el anime, esto significó un público que buscaba relajarse mientras disfrutaba la vida más sencilla de personajes ficticios, en lugares y situaciones pacíficos. En este tipo de obras, la atmósfera y el tono general son lo más importante, a diferencia de la complejidad o progresión de una historia. Mientras que en un slice of life la historia del anime puede seguir siendo de gran importancia para la serie el iyashikei comúnmente no muestra mucha evolución en su trama, o lo hace a lo largo de muchos capítulos y lapsos grandes de tiempo.

El anime más representativo del iyashikei es probablemente Aria the Animation. Esta serie de 2005 con tonos alegres en un Marte veneciano permite sentir una gran calma mientras la pantalla se llena de paisajes fantásticos y personajes divertidos y encantadores.

No es sorpresa entonces que su guionista, Reiko Yoshida, haya logrado escribir y componer1 una obra tan inmersiva como Non Non Biyori. Aún en un escenario tan ordinario como lo sería el Japón rural es fácil perderse en las aventuras ordinarias de las 4 chicas estudiantes de primaria que protagonizan este anime. 

Lo más especial es su atmósfera y personajes. La música minimalista, los paisajes sencillos pero hermosos y el ritmo de todas las escenas te permiten apreciar un mundo despreocupado y armonioso en el que la gente sigue aún en contacto directo con la naturaleza diariamente. Esto último es algo que quien ha vivido en ciudades grandes puede atesorar en una obra de arte, sobre todo cuando su presentación te permite sentir que realmente estás presenciando un lugar vivo, como si fueras parte de ese mundo.


1. Reiko Yoshida también fue la encargada de la composición de la serie (シリーズ構成).
Este papel en la producción de un anime participa en el bosquejo general de la
serie con el que se deciden sus conceptos principales, los eventos más importantes
y su ritmo (pacing).

2. Oka (丘) significa colina y asahi (旭) significa sol de la mañana.

3. Curativa, terapéutica.